… y se cerró el círculo: nuestra princesa ya tiene su reino.

… y se cerró el círculo. Una historia increíble, dura, triste y a la misma vez preciosa y con un final de película. Nuestra princesa ya tiene su reino. Ya no dormirá jamás entre los barrotes de un chenil. 

Esta historia empieza en el 2011 cuando una camada de 5 cachorros de 3 meses fueron rescatados en la sierra de Córdoba. A pesar de ser tan pequeños, ya tenían bajo sus espaldas una historia de abandono y maltrato que marcaría su proceso de sociabilización y para siempre sus vidas. 

SASA, BARULLO, TIZA, XANA y VILLA son los hermanos de este cuento, de esta historia y pronto fueron encontrando estupendos hogares. TIZA fue adoptada en Palma de Mallorca, XANA en Mijas, VILLA en Marraxtí, el pobre BARULLO no pudo soportar la misería que había vivido y murió siendo un cachorrito, la enfermedad y los parásitos ganaron la batalla. Pero SASA, la protagonista de esta historia, no tuvo su oportunidad tan cerca. Desde entonces, hemos tenido a SASA con nosotros, ha pasado por muchos cambios que no le hicieron ningún bien.

SASA tenía un carácter complicado, pero conforme fue creciendo se le afianzó mucho más. A SASA ha habido que anestesiarla para poder llevarla al veterinario, para transportarla, no se podía manipular como a un perro normal, el ponerle una correa a su collar necesito mucho tiempo de trabajo. Ha vivido a su manera, feliz con nosotros, pero sin ninguna opción de ser adoptada: primero, por que jamás nadie preguntó por ella en todos estos años y segundo, porque sus miedos y traumas eran incompatibles con una adopción.

Pero hace casi un año, una maravillosa persona decidió luchar por ella, quiso realizar el reto de adoptar a esta invisible grandullona. Desde entonces, esa persona ha tenido que soportar la larguísima espera de un año, un año hasta trabajar más a fondo para preparar a SASA para un hogar, algo completamente diferente a un albergue.

Han sido sesiones de adiestramiento, trabajo muy duro, esfuerzo para sacar tiempo de donde no había y dinero de debajo de las piedras para costear todo este largo proceso.

Y la espera se hizo casi desesperante hasta que por fin vimos los resultados a todo el trabajo, SASA estaba casi preparada para afrontar un veterinario como todo perro, esterilizarse, poder pasear, montarse en un vehículo, andar con correa, con arnés, acostumbrarse a la ciudad, a los ruidos, a las personas, a las caricias de otras manos… todo ello sin tener que dormirla para manipularla.

Pero había una dificultad añadida, la persona que estaba esperando a SASA para darle un hogar no era en la Península, por lo que había que gestionar un viaje en avión, con todo lo que suponía para una perra tan especial. Pero si había la más mínima posibilidad de que todo saliera bien, así nos pusimos mano a la obra.

Hace unas semanas, SASA ha estado preparada para viajar, dentro de sus traumas y limitaciones, por lo que le llegó el gran día. Logró montarse en su transportín especial gigante, viajar en furgoneta, aguantar el tirón en un aeropuerto, el viaje en bodega del avión y el traslado a su nuevo hogar.

… y se cerró el círculo, ya que SASA ha sido adoptada por Julio, la persona que hace 4 años adoptó a su hermana TIZA. Julio era el más consciente de que era apostar por una perra complicada, especial y nada fácil, pero ha querido darle su mano para que no se pudriera en un chenil el resto de su vida. Le costó mucho tiempo que su hermana confiara en el ser humano, por lo que ha querido realizar el reto y hacer lo mismo con SASA.

SASA ha sido adoptada en Palma de Mallorca, su nuevo hogar lo comparte con su hermana, otra perrita y dos gatos, todo un logro para ella. Ha superado todas nuestras expectativas y nuestra princesa es increíblemente feliz en su reino, donde lo será el resto de su vida.

Queremos dar las gracias a Marta Barbero, la adiestradora que ha trabajado con SASA para poder prepararla para esto. Han sido muchas sesiones, muchas complicaciones, pero consiguió que esta impresionante podenca de rehala pudiera ser un perro “normal” a la vez que especial. Además Marta, nos ha hecho el gran favor de ser la persona de confianza que trasladara a SASA de Córdoba hasta Mallorca y estar el fin de semana allí para hacer su comienzo 100% seguro en su nuevo hogar. Gracias Marta por todo el trabajo bien hecho, esfuerzo, compromiso y seriedad con nuestra Asociación.

Por último, gracias a Julio, aunque no tengamos palabras de agradecimiento para él, su adoptante, tenemos que intentarlo. Gracias por tu espera, por tu amabilidad, por tu amor por los animales, por tu compromiso y por hacer feliz a nuestra campeona y luchadora.

A veces las historias increíbles suceden al tiempo, pero la lucha y el esfuerzo han merecido la pena.
Gracias SASA por darnos tantos momentos de ternura, por ser una perra estupenda con todos tus compañeros de albergue durante 4 años, por esas miradas de complicidad, por esos logros, por ser el caballito del albergue, por hacernos mejores personas y luchar con nosotros en este proyecto que es EL AMIGO FIEL. Siempre estarás con nosotros grandullona, empieza ahora tu vida. 

… y se cerró el círculo, la última princesa ya tiene su reino