¡¡ADOPTADO!!-Más de 1.300 días en un chenil… rescatado en 2011

Nuestro pequeño veterano del albergue ha sido adoptado. Siempre es una inmensa satisfacción que un animal salga adoptado, pero cuando se trata de perros que llevan tantísimo tiempo (desde el 2011), la alegría es doble.

FOXY es el protagonista de esta historia, por fin su ángel apareció para darle la oportunidad que tanto habíamos soñado. Nuestro pequeño jamás dormirá en un chenil, ya no pasará meses y meses esperando que alguien se fije en él, porque ya tiene un hogar donde será querido y cuidado de por vida.

FOXY vive ahora en Madrid, con su inseparable ZAR y es infinitamente feliz en su nueva vida. Tenemos que dar las GRACIAS a Alina, su adoptante. Ella ha hecho posible que la historia de FOXY termine con este final feliz. Alina sin duda es su ángel, una gran persona que con cariño, paciencia y dedicación ha hecho que nuestro pequeño conozca lo que es un futuro a su lado. GRACIAS Alina.
..............................................................

Más de 1.300 días en un chenil… rescatado en 2011

Parece increíble, pero es demasiado tiempo el que FOXY lleva viviendo en un chenil. Tiene todo lo que nosotros le podemos dar, sus necesidades básicas cubiertas, está sano, cuidado y tiene todo el cariño por parte de nosotros. Pero ¿esto es vida para un animal?

A pesar de ser un perro 100% “adoptable” sigue esperando inviernos y veranos en su chenil, en un chenil desde hace 3
años y medio. FOXY es pequeño, dulce, joven, cariñoso, sociable, simpático… pero aún no sabemos el motivo por el cual sigue soñando con un hogar.

No nos cansaremos de buscar una familia para él, esa que está en algún lugar para darle lo que se merece desde hace mucho, pero los meses pasan y dejan mella en los animales de un albergue. No hay que olvidar que un chenil no es un hogar, pero a veces se olvida el concepto de animal rescatado frente a animal adoptado.

Ya es hora de que FOXY salga del albergue, que sepa lo que es despertarse cada mañana en un hogar al lado de una familia que le ofrezca su compañía de por vida, ya es hora.

Su historia anterior hasta que se rescató ya la ha borrado de su mente (conoció el abandono y el miedo en una perrera), ahora queremos que llegue el día en el que olvide sus más de 1.300 días en un chenil y que solo tenga un bonito recuerdo de las personas que nos desvivimos por él para que encuentre su oportunidad.

FOXY se entrega en adopción con seguimientos, contrato, vacunas, pasaporte europeo, microchip, desparasitado, esterilizado y con revisión veterinaria. Se puede trasladar a cualquier parte de España. Si estás interesado en él, escríbenos.