Delta nos ha dejado

Delta nos ha dejado, son momentos muy duros para poder expresar el dolor y el vacío que ha dejando en nuestros corazones, ha luchado hasta el final por vivir pero todos sus esfuerzos, los nuestros y los de muchos de vosotros han sido insuficientes para que remontara su enfermedad. 

Hoy precisamente hace dos años que lo encontramos abandonado a su suerte, maltratado y despojado de cualquier oportunidad de vivir dignamente, durante todo este tiempo hemos hecho lo imposible por ayudarlo, han sido muchas las puertas a las que hemos llamado para que nos ayudaran a corregir su conducta, conducta fruto del maltrato y del abandono, pero ninguna se nos abrió hasta el pasado mes de septiembre cuando Jesús Rodríguez no dio un halo de esperanza, por fin llegaba la oportunidad que tanto esperábamos para Delta, aunque quien nos iba a decir que ya era demasiado tarde, que no daría tiempo a recuperarlo y ha conseguir nuestro fin último, que tuviera una familia y un hogar en el que pasar el resto de su vida. 

Han sido semanas de mucho trabajo, de decisiones importantes, de intentar entender como estando Delta en una ciudad tan importante como Madrid, nos podía estar pasando esto, que nadie diera con lo que tenía y que los días pasaban y el seguía empeorando, aunque finalmente lo comprendimos, sólo hay que tener tarjeta de crédito para pagar por adelantado su atención veterinaria y lo demás que sea lo que tenga que ser, por todo esto y por que Delta se sintiera a nuestro lado y en manos de quien mas confiamos, nuestra Clínica Veterinaria Veta, decidimos traerlo hasta Córdoba, aunque ya éramos conscientes de que llegaba muy débil, de que había pasado demasiado tiempo de una clínica a otra y que su vida dependía de un hilo.

Ya  hace una semana que se operó de urgencias, sin muchas posibilidades de superar la cirugía, pero se aferró a la vida y salio adelante, logró pasar las 48 horas, para nosotros fue una gran noticia, pensamos por un momento que sólo era cuestión de tiempo que se recuperara y que pronto estuviera feliz como sabemos que lo ha sido, después de una semana de hospitalización en la que todo apuntaba a que mejoraría, ayer tarde se le dio el alta,  nos lo trajimos de vuelta a lugar dónde había conocido por primera vez el amor y el respeto (Nuestro Albergue) rodeado de su compañeros de recreo y de nosotros, animado y contento como era él ya por la noche se le veía tranquilo y se encontraba bien, esto nos hacia felices,  pensar  que cada hora haría que todo saldría bien, pero hoy como cada día, cuando abrimos nuestro albergue y comienzan todos y cada uno a saltar de alegría sabiendo que les toca recreo y juegos, Delta yacía en su chenil, jamás pudimos pensar que este fuera el desenlace tan injusto y desgarrador, Delta no merecía esto.

Queremos dar las gracias a todas las personas que lo habéis ayudado, a Jesús Rodríguez porque no sólo le ha dado una oportunidad para corregir su conducta, si no que le dado el respecto y el amor que se merecía, a todos nuestros voluntarios por quererlo y arroparlo no sólo ahora en estos momentos si no desde el principio, a todos mil gracias por quererlo y respetarlo como se merecía.


ACTUALIZACIÓN DE DELTA

A todas las personas que han seguido y ayudado en el caso de DELTA, queremos informaros sobre su evolución.

A día de hoy, si no hay ninguna complicación, podemos decir que DELTA se encuentra fuera de peligro. Queda un largo proceso de recuperación, de trabajo y dedicación, pero aún viéndolo tan débil, es un logro que esté vivo. 

Recordamos que se le tuvo que operar de urgencia en las peores condiciones físicas que podía tener: con anemia, tras 15 días sin comer, con heces y vómitos con sangre, con una transfusión que sirvió de poco, debilidad extrema, Leishmania, en los huesos y un largo etc… pero el cáncer de estómago que tenía, hacía que fuera incompatible con la vida esperar ni un día más.

Todo esto ha llevado a que DELTA esté muy débil tras la operación, pero es un perro extremadamente luchador y a las 72 horas de estar operado, empezó a comer… Aún sigue ingresado, el suero, la medicación, las pequeñas tomas y la supervisión de los veterinarios es fundamental en estos momentos. Es un luchador nato.

Esto no hubiera sido posible sin la ayuda de muchas personas que están detrás. Se ha podido hacer todo lo necesario gracias a un grupo de personas que, viendo la urgencia y necesidad que teníamos en estos momentos tan críticos, decidieron aportar económicamente para sufragar los cuantiosos gastos que todo esto ha supuesto, un total de 2.707,10 euros, por ahora…

Ellos son: Ángela S.- Jose Y.- Esther C.- Ana R.- Mª Antonia G.- Ana Mª L.- Mónica P.- Marga S.- Julio C.- Ana G.- Yolanda P.- Rocío M.- Miguel A.- Beatriz F.- Andrés D.- David M.- Albo P.- Cristina O.- Ana A.- Yolanda F.- Alicia A.- Ainhoa - Tere A.- Paqui A.- Martín J.- Paqui H. GRACIAS porque se ha llegado a 1.712 euros con la aportación de todos y cada unos de ellos.

GRACIAS a nuestros veterinarios de la Clínica VETA, por su profesionalidad, constancia, cuidados y como no, por salvarle la vida a DELTA.

GRACIAS a nuestra amiga Alina por su esfuerzo por ayudarnos con DELTA cuando más lo necesitábamos. Por estar ahí en los peores momentos.

Como no, GRACIAS a nuestra mano derecha en todo este proceso, a nuestro amigo y adiestrador de DELTA, por la gran pasión, dedicación y profesionalidad demostrada, gracias Jesús Rodríguez.
Pese a las buenas noticias de DELTA, no son tan buenas para nuestra Asociación, nos queda un gran descubierto económico que nos impide seguir rescatando animales del abandono y maltrato. Por ellos, pedimos en la medida de las posibilidades de los que leéis esto, un empujoncito para poder seguir adelante, cualquier ayuda, por poco que sea, será muy importante para nosotros. Muchas gracias.


ACTUALIZACIÓN DE DELTA

Están pasando los meses y DELTA sigue en nuestro albergue, está completamente recuperado físicamente y cada día que pasa vemos lo espectacular y extraordinario que es este perro. 
Sin duda, es un perro con “pedigrí”, pero a nosotros poco nos importa ya que en nuestro albergue tienen cabida los mestizos, los de raza, los de caza, los pequeños, los grandes, los inadoptables y los invisibles. 

Muchas veces el ser de raza, “anima” a muchos interesados a adoptar, pero hemos visto que la gran mayoría son personas que no reunen los requisitos necesarios para una adopción responsable y comprometida. En otros casos las circunstancias personales de los interesados no han sido finalmente compatibles, por esa razón, DELTA sigue esperando. 

DELTA es un perro activo, inteligente, juguetón, le encanta el agua y las pelotas. Es sociable con las personas pero aunque estamos trabajando mucho con él, se muestra dominante y reactivo con algunos perros. Quizás su estrés por estar viviendo en un chenil, le hace tener reacciones así con otros perros, por eso, pedimos una adopción que se comprometa a trabajar con él, alguien que pueda tener paciencia y que quiera darle lo que necesita.

Necesitamos que DELTA encuentre un hogar, se entrega en adopción con seguimientos, contrato, microchip, pasaporte europeo, vacunas, desparasitado, esterilizado y con revisión veterinaria.


¡¡ DESPOJO DE UN CRIADOR: PASTOR ALEMÁN!!

Así hemos rescatado a este cachorro de pastor alemán puro. Abandonado durante días en una urbanización de la sierra de Córdoba, donde casi todo el mundo tiene perro en casa y donde nadie ha tenido la humanidad de darle un cuenco de comida y agua viendo la desnutrición extrema que presentaba este animal. 

DELTA tiene solo 10 meses, es macho, su cuerpo un esqueleto pues le faltan 10 kilos de peso, a parte de una fuerte deshidratación. Por su aspecto pensamos que podía tener Leishmania, pero ha salido negativo y está sano.

No solo ha pasado hambre, sed y frío, sino que este cachorro ha sido juguete de muchos niños, ya que se acercaba a todo el mundo para buscar cobijo y cariño. 

Muchas manos lo han tocado, la mayoría niños, pero nos cuentan que otras no han sido para jugar, sino para maltratarlo para que no merodeara las casas a las que se acercaba, casas precisamente con perros… este impresionante cachorro ya ha conocido lo que son palos y patadas.

Otra historia más de criadores, a los que les sobran los perros de raza cuando no se venden y acaban abandonados cuando ya no cumplen el único fin de ganar dinero con ellos.