¡ADOPTADO!- Ya le toca tener un hogar: MIMO

Por fin nuestro MIMO se encuentra felizmente adoptado. Llegó su oportunidad de la mano de una estupenda familia que lo ha acogido para darle de por vida todo el cariño que se merece.
Ser un bodeguero no le daba muchas esperanzas, pero hemos tenido mucha suerte para poder escribir este final y que se fijaran en la nobleza de este animal.
Queremos dar las gracias a Ida y a toda su familia (Felix, Doris y Carl), porque ahora le brindarán a MIMO (ahora Emilie) cuidados, juegos, cariño y compromiso para un futuro digno.
Se feliz MIMO, te lo mereces pequeño.
............................................................................................
Ya le toca tener un hogar: MIMO
MIMO fue abandonado con 7 meses en un barrio marginal en la época de verano, cuando ya no formaba parte del plan de las vacaciones. Estaba educado y acostumbrado a convivir con personas y le costó adaptarse a un albergue. 
Lo echaron a la calle cuando solo era un cachorro y tuvo que aprender a cruzar carreteras, mendigar comida, pasar miedo y sufrir la soledad del abandono mientras que buscaba a los que para él eran sus "dueños" pensando que algún día volverían a por él. 
MIMO ha crecido en nuestro albergue y ha aprendido a convivir a la perfección con otros perros, se lleva estupendamente con los niños y es un encanto de perro al que le pierde jugar con la pelota. 
MIMO no se ha apagado a pesar de llevar tanto tiempo en un chenil, pero sabemos que ya es hora de que encuentre un hogar, de que no quede como un bodeguero más en el olvido, porque no se merece que la alegría que aún tienen sus ojos se esfume.
MIMO se entrega en adopción con seguimientos, contrato, pasaporte europeo, vacunas, microchip, esterilizado, desparasitado y con revisión veterinaria.
Se puede trasladar a cualquier parte es España.