Kiwi: abandonado en una colonia felina



Adoptar

Acoger

Apadrinar

Su historia

Este pequeño siamés fue abandonado en una colonia felina que controlamos. Apareció de la nada y en unas condiciones pésimas.
Estuvo a punto de no contarlo si no llega a ser por las cuidadoras de la colonia, que sin poder, hicieron un gran esfuerzo y lo rescataron. Gracias a ellas, este bebé de solo 2 meses ha sobrevivido.
Ha tenido terribles infecciones en los ojos y piel, de las cuales está ya curado. Es inhumano abandonar a una cría de gato en una colonia felina, creyendo que se buscará la vida, que sobrevivirá... Todas las hembras siamesas estás esterilizadas, por lo que este pequeño fue puesto allí de la mano de algún impresentable.
Necesitamos un hogar para este precioso siamés. Tiene un carácter muy bueno, es cariñoso a la misma vez que tranquilo e independiente.
Kiwi se entrega en adopción con seguimientos, contrato, pasaporte europeo, microchip, vacunas, desparasitación, revisión veterinaria y con compromiso de esterilización cuando alcance la edad necesaria. Se puede trasladar a cualquier punto de España.