(Actualización)- El 31 de Diciembre su destino cambió: JARA



Adoptar

Acoger

Apadrinar

Su historia



JARA sigue esperando un hogar, actualmente se encuentra en una residencia. Su estado de salud es muy bueno, se ha recuperado completamente, pero su confianza hacia el ser humano va más lentamente.
Se lleva estupendamente con otros perros, incluso juega con ellos, lo complicado viene cuando se ve con una correa y un arnés/collar para poder pasear al lado de las personas. Es un proceso que requiere paciencia y dedicación. Es la tónica habitual que nos encontramos con los perros de caza.
Necesitamos una familia para esta preciosa podenca de ojos color miel. No es justo que pasen los meses y nadie se fije en ella.
JARA se entrega en adopción con seguimientos, contrato, pasaporte europeo, microchip, vacunas, desparasitaciones, analíticas, esterilización y revisión veterinaria. Está en Córdoba pero puede viajar a cualquier punto de España. Todo esto será a coste cero para el adoptante, nuestra Asociación asume tantos los gastos veterinarios como el traslado del animal.
(Actualización)- El 31 de Diciembre su destino cambió: JARA
JARA ya ha pasado por el veterinario y su estado de salud es bueno. No podemos decir lo mismo de su estado psicológico, porque a día de hoy aún se encuentra con mucho miedo y desconfianza del ser humano.
Esta preciosa podenca solo tiene unos 8-9 meses, aún es una cachorrona. Es negativa en Erlichia, Filaria y Leishmania. Se lleva estupendamente con otros perros y con el tiempo esperamos que su mente pueda abrirse a tener la misma seguridad con las personas.
Suponemos que su historia viene unida a una vida llena de miserias y maltrato. Los primeros días temblaba de miedo y su estado de shock al verse frente a una persona era tal, que se orinaba encima... Se repite la misma estampa de los perros de caza que rescatamos.
Cuando JARA esté preparada, se entregará en adopción con seguimientos, contrato, pasaporte europeo, microchip, vacunas, desparasitaciones, analíticas, esterilización y revisión veterinaria. Está en Córdoba pero puede viajar a cualquier punto de España. Todo esto será a coste cero para el adoptante, nuestra Asociación asume tantos los gastos veterinarios como el traslado del animal.
...................................................................................................................................
El 31 de Diciembre su destino cambió: JARA
El mismo día de fin de año nos topamos con esta podenca, muerta de miedo y hambre. Estaba abandonada en una urbanización de la sierra de Córdoba.
Como tantos perros de caza, que acaban vagabundos tras el abandono, buscan cobijo cerca de lugares donde creen que pueden tener alguna oportunidad de sobrevivir.
El caso de JARA es uno más, seguramente proviene de una rehala. Sabemos que tarde o temprano acabaría atropellada en alguna carretera secundaria o con un disparo de escopeta en un coto.
Desde el 31 de Diciembre hemos estado a diario creándole una rutina de alimentación para ganarnos su confianza, ya que no era posible rescatarla sin más. El ser humano no le suponía ninguna confianza, como es normal.
Tras 10 largos días de trabajo previos al rescate, hoy podemos contar que JARA está a salvo. La hemos podido capturar y está fuera de peligro. Ya ha cambiado el destino que tenía escrito, pero ahora queda lo más difícil: cambiar su futuro para que tenga un hogar. No queremos que se pudra en una residencia año tras año, por el hecho de ser podenca.
Cuando JARA esté preparada, se entregará en adopción con seguimientos, contrato, pasaporte europeo, microchip, vacunas, desparasitaciones, analíticas, esterilización y revisión veterinaria. Está en Córdoba pero puede viajar a cualquier punto de España.