D.E.P. KATIA: el horror de las zahúrdas - CÓRDOBA

El alma rota nos ha dejado la pérdida de KATIA. Se nos ha ido sin poder hacer nada por evitarlo. Una maldita neumonía ha sido más fuerte que esta abuelita, que a pesar de sus ganas de vivir y nuestra lucha para sacarla adelante, ha sido imposible.
No nos lo podemos creer, todo ha ocurrido en cuestión de días y sin sintomatología anterior. Ha sido tal nuestra desolación e impotencia, que incluso hemos recurrido a una necropsia por si hubiera habido alguna lesión oculta que se nos hubiera escapado, pero no... una grave neumonía ha sido suficiente para arrebatarle la vida.
No hay consuelo para esto. Lo único que nos queda es pensar que sus últimos meses tras una vida de horror han sido plenos y felices a nuestro lado, a pesar de sus miedos. Una perra única que nos deja un vacío imposible de llenar.
............................................................................................
(HOSPITALIZADA) KATIA: el horror de las zahúrdas - CÓRDOBA
Después de meses de trabajo con KATIA para reforzar su confianza, volvemos unos pasos para atrás tras este trago. El martes la tuvimos que ingresar de urgencias por la noche porque se nos quedaba sin aire.
KATIA está ingresada por una grave bronquitis, que ha dado la cara de un día para otro. Tras unos días con una leve tos seca intermitente, se puso en tratamiento y mejoró, pero en cuestión de horas, empezó a sentirse mal y no poder ni comer, ni ladrar, ni toser, ni respirar prácticamente.
En estos momentos está grave pero estable, se le está administrando medicación más fuerte para que pueda remontar. Además se le suministra oxígeno desde una máquina externa a su jaula de hospitalización. Con su edad y la vida que ha llevado, su estado de salud no es de hierro, por lo que estamos muy preocupados. Sus pulmones y el tamaño del estómago en la radiografía no son nada alentadores.
Solo esperamos su recuperación y que esta situación no bloquee de nuevo la confianza que había tomado tras el tiempo de rehabilitación.
...........................................................................................
(ACTUALIZACIÓN) KATIA: el horror de las zahúrdas - CÓRDOBA
KATIA ha pasado de nuevo por el veterinario para sus revisiones rutinarias dado su estado de salud. Queríamos esterilizarla y operar el posible tumor/quiste de las mamas, pero entró en celo la semana pasada y no es lo recomendable, por lo que habrá que esperar.
Esta abuelita va mejorando psicológicamente, muy muy lentamente, cada día es un paso más, su bloqueo es tal que cualquier ruido y movimiento le asusta. Se siente insegura sobre todo en espacios abiertos por lo que el pasear por la calle es un mundo para ella.
A pesar de todo y de haber sido una podenca de caza, KATIA tiene un carácter tan especial y bueno, que la hemos probado con gatos y es apta al 100% para convivir con ellos.
.............................................................................................
(ACTUALIZACIÓN) KATIA: el horror de las zahúrdas - CÓRDOBA
Han pasado unos días desde que KATIA está a salvo. Unos días en los que esta pobre se empieza a adaptar a su liberación, pero pasarán muchos más, incluso meses, para que se rehabilite psicológicamente, ya que su situación en la esclavitud ha sido de años.
KATIA es positiva en Erlichia y tiene una anemia grandísima. Las analíticas solo muestran una parte de lo que ha pasado. La estamos tratando y esperamos que se vaya recuperando poco a poco. En unas semanas podremos esterilizarla si todo progresa y se le podrá estirpar un posible tumor que tiene en las mamas.
De nuevo pedimos lo imposible: ACOGIDA ó ADOPCIÓN.
KATIA se entrega con seguimientos, contrato, pasaporte europeo, microchip, vacunas, analíticas, desparasitaciones, esterilización y revisión veterinaria. Está en Córdoba pero puede viajar a cualquier punto de España. Todo esto será a coste cero para el adoptante, nuestra Asociación asume tantos los gastos veterinarios como el traslado del animal.
.......................................................................................
KATIA: el horror de las zahúrdas - CÓRDOBA
Hace unos días nos enterábamos de un caso espeluznante, donde una veintena de perros de caza se encontraban en unas condiciones infrahumanas y brutales. Donde el estar comidos por los parásitos, era el menor de los males.
Según nos cuentan, estos animales han sido almacenados a lo largo del tiempo, por un hombre mayor, cazador. Como ya no servían para este negocio y eran desechos de cazadores, el hombre por pena, los iba acumulando... Pero al encontrarse enfermo, ya no podía hacerse cargo de ellos y dejó de ir a este lugar terrorífico.
Las condiciones son las que se pueden observar. Unas zahúrdas medio derruidas, la mayoría de los perros atados con cadenas, malviviendo a saber cuanto tiempo. Comida mezclada con excrementos. Hembras preñadas, algunos ciegos, ancianos, jóvenes, enfermos, crías.... Ni que decir tiene la inexistencia de vacunaciones, desparasitaciones, identificación con microchips, etc... Al ser un caso de cesión voluntaria de la posesión (no hay titularidad) de los animales, no cabe que se solicite el decomiso de los animales.
De este calvario, hemos podido rescatar a KATIA. Una podenca de unos 7-8 años, recién parida (sin rastro de sus crías), con infección en vagina, mamás, ojos, fiebre. Aún estaba produciendo leche. Por el estado en el que se encuentra, ha tenido que estar pariendo toda su vida, habrá sido madre, abuela, bisabuela... una estampa desoladora al ver a un animal en estado de shock por la miserable vida que ha tenido.
KATIA está aterrada, vivía atada a una cadena que la condenaba a una muerte en vida. Su libración en estos momentos no es comprensible para ella, todo es miedo en ese cuerpo vejado.
Ahora nos queda curarla, tras varias visitas al veterinario lograremos que poco a poco su estado de salud mejore. Se le han hecho dos ecografías y una radiografía, por si tuviera restos del parto que tuvo y estamos a la espera de los resultados de las analíticas. Mientras estará con medicación para las infecciones y para cortarle la leche.
En cuanto esté preparada, tendremos que llevarla a una residencia, no tenemos más opciones. Por lo que pedimos ayuda para ella, necesitamos una adopción, un hogar para que KATIA empiece a confiar en el ser humano y deje atrás estos años de sufrimiento.
Necesitamos también ayuda económica, KATIA está fuera del infierno, pero los gastos veterinarios serán elevados y el pago de la residencia no será por corto tiempo, es una podenca mayor y esto es sinónimo de invisibilidad.
Ni decir que tiene, que no podemos olvidar a los pobres que quedan en ese lugar (solo unos cuantos se han sacado de allí). Si tenemos opciones, podremos rescatar a otro más, pero la realidad es que es imposible hacer frente sin ayuda, tanto para acogidas como para afrontar el gasto que supone. Por favor, AYUDA para KATIA.